Tanto la acupuntura con la kinesiología son sistemas de salud global que trabajan los aspectos físicos, mentales, emocionales y energéticos (fisiológicos) de forma conjunta. En estas disciplinas no se tratan los síntomas sino a la persona en su globalidad, despertando su capacidad auto-curativa y en consecuencia la capacidad de solución de los problemas de salud y la desaparición de los síntomas. Estas técnicas permiten trabajar desequilibrios físicos, psicológicos, emocionales y mejorar y actualizar los potenciales del individuo. Más concretamente podemos conseguir, entre otros:

• Liberar dolores físicos: dolores de espalda, articulares, musculares...
• Trabajar problemas fisiológicos internos (diabetes, hipertensión, tiroides...
• Trabajar casos de fatiga crónica, depresión, ansiedad...
• Detectar y resolver problemas de hipersensibilidades y alergias.
• Personalizar dietas por un mayor equilibrio y salud
• Liberar o disminuir tensiones personales, profesionales, familiares...
• Complementar tratamientos médicos para cualquier problema físico, mental o emocional.
• Mejorar las capacidades de aprendizaje para convertirse en más relajado y eficaz (kinesiología educativa - Brain Gym).
• Mejorar el rendimiento deportivo (kinesiología por el deporte).
• Ayudar a la persona en su proceso de crecimiento personal.
• Equilibrar la persona para un mayor bienestar.
• Trabajar de forma eficaz la salud preventiva.

KINESIOLOGÍA

La kinesiología es un sistema de salud occidental que sigue el modelo de cuerpo de la Medicina Tradicional China.
La herramienta básica de trabajo en kinesiología es el test muscular cualitativo mediante el cual se establece una comunicación de doble sentido con el consciente y el inconsciente de la persona. A través del test muscular se determinan las principales áreas en desequilibrio y las mejores opciones de corrección que el cuerpo necesita para resolver un problema de salud o para reforzar la línea de crecimiento personal. El test muscular nos permite testar emociones y otros aspectos para aportar conciencia a la persona y trabajar a un nivel profundo. También se pueden testar vitaminas, oligoelementos, Flores de Bach, homeopatía, sales de Schüssler, nutrición específica para la persona... La kinesiología nos aporta información y conciencia y, por tanto, una mayor responsabilidad hacia nosotros mismos.

La kinesiología nace en Estados Unidos en los años sesenta. El Dr. Goodheart demostró la interacción entre el músculo-órgano-meridiano de acupuntura y la validez del test muscular de precisión. Goodheart descubrió que los músculos débiles podían ser rápidamente tonificados con la activación de los puntos neurolinfáticos y neurovasculares, y esta tonificación de los músculos tenía una influencia directa en la salud. Con la colaboración de 12 quiroprácticos entre ellos el Dr. John Thie desarrollaron con profundidad estas técnicas, hasta crear las bases de la Kinesiología como sistema de salud. El Dr. John Thie viendo la simplicidad de aplicación de algunas de estas técnicas y su potencia y utilidad quiso hacer extensible la kinesiología a todos y no restringir su práctica a los médicos quiroprácticos. Con este espíritu, en 1973, publicó el libro Touch for Health (Toque para la salud) y diseñó cursos y seminarios para facilitar la integración de la kinesiología en la sociedad.

Posteriormente, y en base a dicho libro Touch for Health y el test muscular de precisión se han ido desarrollando muchos y variados tipos de Kinesiología (Kinesiología especializada), con diferentes planteamientos, pero siempre desde el planteamiento de potenciar la propia capacidad de curación de la persona y de sus potenciales personales.

ACUPUNTURA (MEDICINA TRADICIONAL CHINA) Y AURICULOTERAPIA

La acupuntura se engloba dentro de la Medicina Tradicional China y existe desde hace miles de años. Es una medicina que más allá del trabajo eficaz con las agujas, aporta una visión muy holística (cuerpo, mente, emoción y energía) y completa del funcionamiento del cuerpo. La Medicina Tradicional China no es una terapia alternativa, es una medicina en sí misma de uso compatible con la medicina convencional.

La acupuntura se basa en la inserción de agujas en puntos específicos para restablecer el equilibrio de los circuitos energéticos (meridianos) conectados a los órganos internos. La definición y caracterización de estos puntos acupuntura está estandarizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OMS ha publicado documentos y guías para potenciar estudios clínicos de esta disciplina como camino para validar la acupuntura, mejorando su aceptación por parte de la medicina occidental y de los usuarios. El 16 de noviembre de 2010, la UNESCO declaró la acupuntura como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

La auriculoterapia es una variante de la acupuntura, más moderna y basada en el trabajo centrado en la oreja activando zonas reflejas que tienen un efecto positivo sobre el resto del cuerpo.